martes, 23 de agosto de 2011

Los recomendados: “El Hipnotizador”, de Pablo De Santis y Juan Sáenz Valiente




Por Gabriel Zárate

El Hipnotizador: Con guión de Pablo De Santis y dibujos de Juan Sáenz Valiente, inicialmente publicada por entregas en la revista Fierro, luego el 2010 en formato de álbum por la Editorial Casterman (Francia) y ese mismo año por Editorial Sudamericana (Argentina). Esta historieta marca el soberbio retorno del novelista argentino Pablo De Santis a la creativa elaboración de guiones de comic.

El Señor Salinero, administrador ya entrado en años del vetusto Hotel “Las Violetas” nos narra con distanciado asombro y considerada complicidad los singulares sucesos de un solitario y retraído huésped misteriosamente peculiar: El impasible señor Arenas, médico especialista en hipnosis, que abandonó definitivamente su prestigiosa profesión de galeno dedicándose al espectáculo de funciones públicas de hipnotismo.

A través de la sugestiva inducción hipnótica, Arenas consigue que una persona, entrada en trance, pueda iniciar una estremecedora búsqueda y recobrar los traumáticos recuerdos extraviados, sumergiéndose en los escabrosos laberintos de la compleja memoria, por lo que el desconcertante relato asume la indagadora perspectiva de una sombría pesquisa detectivesca con enigmáticos ribetes de asombrosa aventura paranormal.

A su vez Arenas, se encuentra atrapado en un inhumano insomnio, anhela la benigna clemencia del reparador sueño y rememora con resignada desesperanza una funesta y desconsolante historia sentimental, el aciago origen de su despiadado desvelo y de una melancólica tristeza que lo acompaña con paciente y compungida impiedad. El intrincado corazón de la trama es un fatal triangulo pasional y una obsesionada venganza que culmina en un mortal duelo de hipnotizadores.

Estamos ante una soberbia fusión de géneros: El cuento fantástico y el relato policial. Arenas se muestra siempre flemático e imperturbable, proporcionando una deleitante y prodigiosa representación mentalista a sus concurrentes espectadores y auxiliando desprendida y protectoramente con indagante sagacidad a aquellos que lo requieren. Se retrata un insólito universo urbano, una inusitada Buenos Aires que colinda con lo irreal, donde lo oculto oscila entre lo extraordinario y lo ilusorio, con peculiares escenarios sorprendentes como La casa de los sueños verdaderos, La feria de las maravillas y singulares personajes como Celso el adivino. Siempre narrado en fascinantes capítulos auto conclusivos de filigrana, pero organizados en función a una articulada historia diseñada con definitivo desenlace final.

El trabajo de Juan Sanz Valiente destaca por un exquisito dibujo de elaborado tratamiento, cargado de excéntrica expresividad, con un delicado toque de divertido trazo humorístico, consiguiendo recrear una refinada atmosfera inverosímil en un enmarcado entorno realista, un Buenos Aires reconstruido con meticulosa verosimilitud documental. En el dominio maestro del color emplea la sutil textura de la acuarela combinándola con el entintado digital. Se percibe la tamizada influencia y superación de Nicolás de Crécy. Después de Sarna (2004) estamos frente a la consolidación de Juan Sanz Valiente como un joven talento de enorme proyección internacional.

Pablo De Santis, surgido en el Fierro de los ochentas, apareció como la mayor promesa historietística de su generación, después convertido en un prestigioso novelista, ha retomado al guión de historietas con una obra excepcional, la más lograda de su trayectoria, con un magnifico uso del lenguaje escrito, plasmado en los precisos diálogos y exquisitas descripciones, una ingeniosa concepción de la historia que es muestra de su alcanzada madurez artística.

La sensible humanidad del relato recae en su modesto y afable narrador: El veterano Señor Salinero. Somos testigos de su tierno y humilde romance con Ana, la dulce recepcionista de “Las Violetas”, de su respetuosa y leal preocupación perseverante por Arenas. El espacio recreado sugiere las vidas remotas atrapadas en los objetos y en la atmosfera del añejo hotel que alude a un lejano esplendor perennizado, encarnado simbólicamente en su añoso administrador.

Son los recuerdos de un pasado extraviado en la memoria humana cuya insondable reminiscencia Arenas, empleado el hipnotismo, intenta rescatar y reconstruir, pero quizá develarlos no sea una indagación propicia pues si la mente protectora los eclipsó tajantemente, fue por estremecedoras razones. Extraordinaria historieta sobre el insomnio de un hipnotizador hipnotizado; apresadora fabulación inaudita de cuya ensoñadora sugestión será imposible la plena percepción de un autentico y despierto retornar.

3 comentarios:

  1. Un espacio muy interesante para mantenerme informado del acontecer historietil!!!

    ResponderEliminar
  2. Esta historieta. No me canso de recomendarla.
    Para quien no esta en mundillo historietil, puede convertir a "uno de nosotros" a casi cualquier persona.

    He dicho.

    Copado el blo´!

    Isidoro

    ResponderEliminar
  3. Ahora esta historia será llevada a la televisión con HBO, O hipnotizador se estrenara próximamente el 23 de agosto, espero que respeten la esencia del comic

    ResponderEliminar