sábado, 23 de abril de 2011

Los recomendados: “Los últimos días del Graf Spee”, por Rodolfo Santullo y Matías Bergara




Por Gabriel Zárate

Los últimos días del Graf Spee: Novela gráfica de Rodolfo Santullo (guión) y Matías Bergara (dibujos) publicada el 2008 por la editorial uruguaya Grupo Belerofonte, ganadora de los Fondos Concursables del Ministerio de Educación y Cultura del Uruguay. Impecable edición de 100 páginas que además lleva un prólogo introductorio el historiador Daniel Castagnin.

Narración histórica con un correlato ficcional sobre la famosa “Batalla del Rio de la Plata” entre el Graf Spee combatiendo a tres navíos ingleses y la posterior suerte y fatal destino del buque insignia germano.

El acorazado alemán Graf Spee tenía la misión corsaria de interceptar y destruir barcos mercantes británicos de suministro, pero es interceptado en la desembocadura del Rio de la Plata por tres buques de guerra ingleses, enfrentándose en violenta lid. Maltrecho luego del feroz combate, el capitán Hans Langsdorff, veterano de La Primera Guerra y premiado con la Cruz de Hierro, decide internar al Graf Spee en el puerto de Montevideo esperando obtener del gobierno uruguayo el tiempo necesario para las reparaciones correspondientes.

El ritmo pausado de la narración se centra durante los breves días del Graf Spee en el puerto de Montevideo y la suerte de su heroico capitán, todo enmarcado en el infausto contexto de la Segunda Guerra Mundial. La documentada trama seccionada en angustiantes capítulos nos narra los mínimos pormenores de manera tensa y apesadumbrada, retratando maquinaciones, estratagemas, ardides diplomáticos y negociaciones, acompañados de una sesgada mirada cotidiana al Montevideo urbano de la época.

La eficaz narración combina la perpleja incertidumbre de esos días finales del acorralado Graf Spee en Montevideo compaginándola en forma paralela con un ficcional relato de enredos rocambolescos de espionaje internacional y misterio, cargados de permanente y mortal peligro, con el paródico arquitecto José Arenales como su azaroso y confuso protagonista, acompañado de una infaltable blonda y atractiva femme fatale; logrando equilibrar con acción, dinamismo y ligeras dosis de humor, un relato de atmosfera densa, donde Hans Langsdorff aparece atrapado entre complejas decisiones que implican vidas humanas e incógnitas órdenes que la estricta formación militar le exige cumplir.

Por ello la auténtica historia del dramático relato es la de su personaje central: El histórico capitán Hans Langsdorff, quien para el despiadado e inhumano marco de la cruenta Segunda Guerra Mundial fue incuestionablemente un anacrónico caballero trágico, que aún se regía pulcramente por los códigos del honor y la ética de un oficial del mar, respetando y salvaguardando la valiosa vida de sus prisioneros y que aprisionado en una nefasta encrucijada, con intachable dignidad y valentía, carente de esperanzas, supo enfrentarse con honor y coraje a su aciago destino final.

Quizá la reflexión concluyente sea que el valor y la honorabilidad no conocen banderas ni nacionalidades, porque lo axiológico en un hombre es siempre individual y no colectivo. Ya Héctor Germán Oesterheld reflexionó sobre estos temas en su célebre historieta bélica de los años 50s “Ernie Pike”, renunciando a cualquier visión maniquea sobre los bandos enfrentados en la encarnizada guerra.

Matías Bergara empleando pocas viñetas por página consigue deslumbrarnos plásticamente con un notable y fascinante dibujo expresionista, plasmando diversas tonalidades diluidas de grises y claroscuros, difuminando las líneas gracias a la técnica de la aguada, con el evidente influjo del gran Alberto Breccia. Armonizándola con una cargada dosis visual de trazado efusivo y ameno que colinda gráficamente con la deleitante representación risueña de lo relatado.

El epilogo ficcional es una sugestiva ironía sobre el destino que la cruel guerra pudo tener, donde ya ancianos José Arenales y Friederich Rasenack, el imperturbable oficial alemán afincado en Argentina, se encuentran para develar un insondable enigma, similar al de “La trampa de Montevideo” que concluyó con el desenlace épico del acorazado Admiral Graf Spee y de su capitán Hans Langsdorff.

Rodolfo Santullo y Matías Bergara, joven y talentosa dupla uruguaya de gran porvenir artístico, han conseguido elaborar refinadamente una hermosa y patética historieta de imprescindible lectura, cargada de estremecedora humanidad y fatídica belleza gráfica, cuyas imágenes, a sus afortunados lectores, los conmoverán por siempre.

Adenda: El capitán británico Patrick Dove (del África Shell) fue prisionero de Hans Langsdorff, viajó de Montevideo a Buenos Aires llevando una corona de flores a nombre de "Los Capitanes Mercantes Ingleses”. Años después publicaría un libro titulado: "Fui prisionero de un caballero".

1 comentario:

  1. Muchas gracias por tus amables palabras, Gabriel.
    Abrazo
    Rodolfo

    ResponderEliminar