domingo, 3 de abril de 2016

“Cuadernos japoneses: Un viaje por el Imperio de los signos”, de Igort


Por Gabriel Zárate 

Ediciones Salamandra (España) en su sello Salamandra Graphic, dirigido por Catalina Mejía (ex-editora de Sins Entido), anuncia como novedad de abril, la publicación de la novela gráfica “Cuadernos japoneses: Un viaje por el Imperio de los signos”, con guión y dibujos del historietista italiano  Igort (1958). Quaderni Giapponesi  fue publicado en octubre del 2015 por Coconino Press (Italia). “Cuadernos japoneses: Un viaje por el Imperio de los signos” es un libro de 184 páginas. Novedad de abril.

“Después de mostrar la Rusia de Putin y la terrible historia de la hambruna provocada por Stalin en Ucrania, Igort continúa utilizando las viñetas para realizar reportajes gráficos y transmitir de forma directa diferentes experiencias. Esta vez, en Cuadernos japoneses, se aleja de la denuncia social  y política para hacer un homenaje a la belleza y a la cultura  japonesas. Y es que Igort fue el primer dibujante occidental e italiano en trabajar directamente con la industria editorial  japonesa. De sus múltiples viajes, ha recopilado una gran  variedad de apuntes, dibujos, notas, cuadernos, bocetos  y fotografías, para adentrarse en Japón y en su cultura, país de origen del manga y del anime”. (Nota de Prensa).

“Japón se había convertido para mí en el cofre de los deseos y, sobre todo, en un paraíso para los artistas. Embriagado por las viejas estampas japonesas, me adentré en aquel mundo de símbolos aparentemente sencillos que ocultaba una sabiduría misteriosa. Me había convencido a mí mismo, y a mis editores, de que en otra vida yo había sido japonés. Ellos, ceremoniosos, me habían acogido con una reverencia: «Nosotros, japoneses, estamos felices de trabajar con usted, que a su vez, en otra vida, ha sido japonés.» Adoraba a aquellas personas irónicas y sencillas pero entregadas a su trabajo con un rigor disimulado bajo dulces gestos melancólicos. Me entristecía la belleza antigua de tal o cual casa de madera y papel de arroz que divisaba de tanto en tanto por mi barrio. Evocaba un pasado muy remoto”. (Igort).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada